Errores comunes en los contratos de servicios

Por Lic. Msc. Mauricio Torrelio Aguilera

Es tan común pensar que cada día en nuestras vidas contratamos servicios que en muchas ocasiones llevan un contrato verbal, y en el mejor de los casos un contrato de adhesión.

La letra chica es un sarcasmo que indica los múltiples sentidos y móviles ocultos que puede tener la contraparte al redactar el contrato, incluso creando cláusulas de remisión para confundir o no adjuntar toda la información. Hay que tratar de leerlos, aunque sea las cláusulas que tengan mayor incidencia en daños  y pérdidas y así también, preguntar la posibilidad de una adenda aunque sea de adhesión

En todos ellos, existen regulaciones legales que no tomamos en cuenta hasta que surge un imprevisto, y entre las clausulas más disputadas y comunes se encuentran las siguientes:

  1. Cláusula del costo adicional

Mayormente en servicios pequeños un costo adicional para ciertos cambios o ampliaciones de la instalación suelen ser aceptables, como por ejemplo cuando tienes que comprar mayor material para una longitud de distancia para la instalación del Tv por Cable. Es aceptable. Pero que sucede cuando es un servicio  de mantenimiento de maquinaria pesada agrícola o industrial?  Aquellos exigen ciertos costos no previstos de volúmenes que en ocasiones podría asustar al más incrédulo. Para ello deberán leerse las cláusulas de costos adicionales adjuntas a los Anexos y a las normas de remisión, ya sean leyes, políticas internas, etc…que usualmente no adjuntan o solo mencionan. Recuerda revisarlos todos!

  1. Garantía de la instalación

Las condiciones de las garantías en los servicios y equipos suelen ser tan estrictas que muchos clientes deciden ni siquiera mirarlas. Entre los puntos más graves, se encuentra esclarecer el Plazo de la Garantía Local y no de Fábrica, el nivel de cobertura y la prórroga de la garantía en caso de culpa del instalador en dilatar su entrega.

  1. Comunicaciones sobre el proyecto definidas por escrito

Quien no ha debatido con su proveedor de servicio de la siguiente manera: “¡Señor, esa no es la forma en que pedí mi instalación, es diferente!, -Pero esto es lo que dice la orden de servicio!, -Si!, pero yo solicité claramente ese cambio un día antes, cuando conversé por teléfono con su Supervisor!” Casos como este se ve todos los días. En temas de negocios, todo debe llevarse por escrito y firmado o enviado en medios acreditado por ley, como el correo electrónico. Pero existen una confianza increíble entre partes, o una costumbre muy holgada de llevar los negocios que hace que jueguen a la ruleta rusa permanentemente. Lo escrito, no se lo lleva el viento, es más permite tener un histórico para mejorar los proyectos.

  1. Cómo resolveremos las disputas?

Frases como: “este proveedor es mi pariente, nunca hemos tenido un problema”, o “es un proveedor brillante, nunca me falla” son las frases que se oyen en los juzgados o en las mediaciones. La única forma de evitar un riesgo es anticipándose y preparándose. Mientras mejores y más claras las condiciones de resolución de conflictos, se pueden crear escenarios de negociación más acertados. Los juzgados judiciales fueron creados para litigar y no al contrario, en cambio los métodos ADR de autocomposición o heterocomposición como el arbitraje, permiten tener soluciones confidenciales y rápidas.

Si conoces más errores comunes o frecuentes , déjanos tus comentarios, o  si tienes dudas al respecto sobre algun tipo de contrato, puede escribirnos a info@torreliolawfirm.com.

Síguenos para más información, noticias y eventos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *