El Contrato del Desarrollador debe ser Laboral o Civil, o deben ser Socios?

Esta es una pregunta que a diario nos realizan. Los desarrolladores se han vuelto imprescindible para iniciar cualquier emprendimiento Startup o tecnológico escalable. Pero, ¿que nos conviene?

Veamos caso por caso, las ventajas y desventajas de cada situación.

Contrato Laboral

Carlos es un nuevo emprendedor que desea crear una aplicación móvil de delivery de productos. En su busqueda incesante de un nuevo socio que lo apoye, se da cuenta, que por el momento no será necesario y decide continuar con su modelo de negocio, para iniciar con el desarrollo de su MVP. Carlos encuentra a una persona desempleada que fue desarrollador en una empresa de telecomunicaciones durante 10 años con especialidad en aplicaciones moviles. Parece el candidato perfecto para cualquier de la modalidades legales de contratación.

Pero esta persona, acostumbrada a una estabilidad financiera, prefiera tener un contrato laboral. Carlos accede a dicha petición y empiezan a desarrollar su plataforma móvil. A los dos meses Carlos, pide un avance de su desarrollo y los datos del código fuente, pero el trabajador le dice que son de propiedad intelectual personal, pero les rendirá el avance con testing inmediatamente. Probada la aplicación Beta, Carlos se da cuenta que no es ni el 50% de lo que se prometió en lo conversado. Carlos rechaza el prototipo, y el trabajador no se lo toma muy bien. Al quinto mes, el trabajador decide vaciar toda la información del avance de la aplicación y va al Ministerio para acreditar un despido indirecto  de manera falsa. Carlos, evitando los procesos laborales y por no complicarse mas la vida, decide pagar la indemnización al trabajador y se queda sin MVP y con sus finanzas en rojo.

¿Qué salió mal?

Veamos algunas consideraciones:

  1. El contrato Laboral está ampliamente protegido en Bolivia y en muchos países, por lo que normalmente el empleador informal y con pocos recursos tiene las de perder ante un proceso administrativo y judicial.
  2. El contrato Laboral está exento de responsabilidad civil por ende no puedes reclamar daños y perjuicios, dentro o fuera de la relación laboral sobre el convenio establecido en su manual de funciones, por lo que el incumplimiento de no terminar tu MVP es algo irrelevante ante la ley laboral, solo activando «probablemente» la causal de despido justificado, si el empleador previo proceso judicial prueba la INTENCIONALIDAD y los debidos memorandums respaldados con anticipación .
  3.  La propiedad intelectual no está protegida en la ley laboral, y el empleador no es propietario ipso facto del mismo.
  4. El trabajador puede ir a trabajar a la competencia con tu información cuando quiera.
  5. El contrato laboral es relativamente económico de negociar ya que las personas en su desesperación aceptan muchas ofertas y desean pagos constantes y seguros, pero no son eficientes legalmente para exigir resultados.
  6. En muchos paises a los empleados imprescindibles, como ser los desarrolladores principales, suelen darse algunos incentivos contractuales civiles-comerciales,  para evitar su renuncia, mediante opciones societarias, como ser las Stock Option, Phatom Shares, Warrants, Bonos de utilidades, entre otros, como se denominen en la legislación que se encuentre, el cual permite, que aquel empleado analice 2 veces antes de salirse, al tener la posibilidad de ganar mucho más si la empresa tiene éxito! en el cual tambien se agregan condiciones de resolución del convenio, si no cumpliese ciertos hitos o se saliera de la empresa en el transcurso de un tiempo determinado.

¿El contrato Civil es la solución?

Carlos nuevamente consigo unos pocos fondos para avanzar con su MVP, y en unas conferencias sobre tecnología encuentra un desarrollador Free Lancer o independiente en el cual promete ser el indicado por sus cartera de clientes demostrada en el Brief. Acuerdan un contrato de servicios con 6 meses de plazo, 3 pagos, acuerdos  anexados de confidencialidad, propiedad intelectual, y condiciones de no competencia sobre ciertos privilegios industriales, entre otros puntos y el profesional finalmente acepta con todos los anexos habidos y por haber.

En esta ocasión, Carlos obtiene un primer demo según el programa del anexo, pero Carlos se da cuenta que deben mejorar muchos aspectos que incluso no son parte del contrato ya que el mercado cambiante se los exige. El free lancer entrega su demo final, entre idas y venidas, y con un retraso de 3 meses más por los constantes cambios de Carlos. El profesional exige su paga, pero Carlos no está satisfecho y amenaza con demandar por daños y perjuicios.  Ambos se van a una disputa legal, pero en primera instancia, acuerdan cumplir bajo ciertas concesiones recíprocas. El free lancer exige un incremento pecuniario por el adicional y Carlos una demo aprobada a conformidad. Finalmente se entrega 3 meses mas tarde, haciendo un total de casi 12 meses y 50% más caro. Carlos obstuvo su MVP, pero tuvo que financiarse para poder obtenerla por los incrementos contractuales y gastos judiciales y tuvo un retraso importante ante los inversionistas a los cuales prometió demostrar con su Pitch, por lo que sus inversionistas le descartaron al encontrar un riesgo aún mayor al regular, además de que una competencia directa lanzó al mejor, y el MVP de Carlos estaba algo desactualizado.

¿El contrato Civil, no es eficiente?

Veamos algunas consideraciones:

  1. Ya sea el trabajador, o el profesional, ambos no velan por los intereses del Emprendedor, sino que velan prioritariamente sobre sus intereses básicos.
  2. Un contrato civil, tiene muchas formas de exigir judicialmente, pero recae en procesos judiciales civiles que son onerosos y largos, o en el mejor de los casos un proceso penal corto pero aún más oneroso sin capacidad de retomar negociaciones.
  3. Los contratos civiles establecen condiciones de las caracteristicas del desarrollo que casi en el 100% de los casos, exigen una ampliación o modificación a raíz de un cambio en el mercado o consumidor o el emprendedor desea pivotear su modelo de negocio.
  4. Los contratos civiles no son garantía para entregar a un inversionista a tiempo su demo.

Osea que, ¿crear sociedad es la solución?

Cada situación debe ajustarse al tipo de persona y profesional que merezca alguna de estas modalidades. Pero veamos:

Carlos después de la primera frustrante experiencia de su primer emprendimiento hace 5 años, en el cual no consiguió ningún inversionista, logra reestablecer  su coraje, y con un nuevo modelo de negocio, decide volver a intentarlo. En el avance de la creación de su modelo de negocio, encuentra un amigo de hace años,  Daniel, que habia vuelto de MIT de la facultad de ingeniería informática, y ambos deciden intentarlo. Carlos, con la experiencia como fortaleza, decide buscar algunos mentores y asesores. Todos coinciden en que Daniel podría ser su nuevo CTO, y debería realizar un analisis orgánico para comprender el grado de adquisición de acciones que podria tener derecho aquel, con sus respectivos Vesting. Luego de unos informenes financieros, psicotenicos y operacionales del modelo de negocio, Daniel se hace acreedor del 45%. Carlos le explica a Daniel que al ser CTO es el director de ingeniería que deberá asumir el desarrollo integral que cumpla la visión lo mejor posible, contratos los desarrolladores ya sea como trabajadores y/o free lancers. Daniel esta de acuerdo y luego de firmar los contratos respectivos ambos se ponen manos a la obra un 5 de Marzo. Carlos, tiene una agenda de inversionistas desde el 15 de Octubre en San Francisco y otro el 20 de Noviembre en la ciudad de la Paz. Carlos y Daniel luego de obtener fondos semillas de amigos y familiares como parte de su aporte societario, logran crear la plataforma en 5 meses que previo informe de usabilidad de mas de 100 usuarios le dan el OK a fines de Septiembre. Carlos realiza su demostración ante inversionistas y por fin logra su primer capitalización de 500 mil dolares para iniciar el desarrollo para su gestión nacional.

Parece un caso de éxito pero veamos la siguientes consideraciones:

  1. Carlos luego de algunos años, fracasos y aprendizaje, logra comprender la necesidad de crear un plan Lean, pero lo mas completo posible para su modelo de negocio, con sus mentores y asesores de por medio. ¿Si hubiese comprendido, esos requisitos previos podría haber funcionado antes? Es muy probable.
  2. Carlos busca el equipo ideal para estructurar el talento necesario y tener un apoyo para su crecimiento inicial. ¿Puede buscarlo inicialmente cualquier emprendedor? Claro que sí.
  3. Los contratos de empleados y de free lancer pueden servir de igual forma al comienzo del proyecto, si logran comprender la necesidad y los riesgos de cada uno, para poder configurar al avance de la puesta en marcha mediante controles operativos, legales y financieros, entre otros, para poder crecer de manera constante.
  4. Las sociedades iniciales sin un análisis orgánico, previsión de los riesgos legales, financieros y operativos, especialmente de los aportes y responsabilidades de cada uno, podrían generar de igual forma, mediante los primeros problemas o toma de decisiones criticas, la ruptura de la organización, si la formación y liderazgo de los fundadores y directores no es suficiente

Conclusión

Es imprescindible conocer cual seria un plan ligeramente proyectado, para los aspectos financieros y de desarrollo, entre otros, para poder comprender mínimamente las decisiones que se deben tomar en el camino. No hay startup que funcione sin un buen equipo, advisors y mentores, porque alimentan de manera critica, todas las soluciones iniciales que pueden derrumbar un proyecto en menos de 2 años.

Esperamos logres encontrar la solución para obtener el talento de un buen desarrollador, a partir de cualquier de las modalidades existentes, las cuales hay muchas más. Cualquier duda nos puedes consultar a mtorrelio@torreliolawfirm.com.

Por el Lic. Msc. Mauricio Torrelio A.

*Abogado Corporativo y de Propiedad intelectual, especialista en Tecnología y Finanzas Corporativas con un Master en Derecho Civil y Procesal Civil y una Maestria en Administración de Empresas, además de posgrados e-learning con la Babson College, OMPI y la Penn Law University.

 

 

Síguenos para más información, noticias y eventos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *